Henderson

¡Alma nos necesita!

Alma otra vez nos necesita

Por estas horas, dentro de cada frente político se están definiendo las listas de las diferentes candidaturas que marcarán el rumbo del país (de Henderson y de Daireaux en nuestro caso), a partir de diciembre próximo.

Mientras tanto, hay una familia de Henderson que no puede planificar más allá del 31 de julio. Se trata de María Emilia Álvarez y de Heraldo Montrubianesi, papás de Alma, la pequeña que estuvo muy grave hace tres años y medio y que otra vez nos necesita.

MENSUARIO INFO HD se acercó ayer hasta su casa para interiorizarse de la delicadísima cirugía (“la más grande de las operaciones”, en palabras de su papá) a la que deberá someterse y emitirá, a través de este medio, una serie de notas que permitirán conocer más a Alma, inclusive, con la ilusión de cumplir uno de sus sueños: ver cara a cara a Marcelo Tinelli y a Lourdes Sánchez.

 

Alma y el apagón

En Henderson hay muy pocas personas electrodependientes, es decir, que su vida pende de la existencia de energía eléctrica; una de ellas es Alma Montrubianesi.

Imagínense que el apagón del último domingo, por el que muchos renegamos porque no teníamos señal en nuestros celulares, para esta familia fue una situación extrema.

Ellos están muy preparados por si se “corta la luz”, tienen tubos de oxígeno y un grupo electrógeno para sanear ese problema.

¿Cuál fue el inconveniente? Nadie sabía cuánto tiempo iba a durar el apagón y la nafta del grupo se podía terminar en cualquier momento. ¿Qué hicieron Heraldo y Emilia? Llamaron a personal de la empresa Edén. ¿Cuál fue la respuesta? Nadie los atendió.

Como alternativa, acudieron al cuartel de Bomberos Voluntarios para pedirles nafta que permita cubrir cualquier emergencia. Ellos, una vez más, cumplieron con su tarea de brindar un servicio a la comunidad, sacaron combustible de uno de sus vehículos y aliviaron el problema.

Por eso, tanto Heraldo como Emilia agradecen públicamente ese gesto de los bomberos.

Mientras tanto, en el medio del apagón, nadie golpeó la puerta para ver si necesitaban algo. ¿Había algo más urgente?

Impactos: 767